Cómo obtener mi record médico

como obtener mi record médico

Tener acceso a tus registros médicos es fundamental para tomar decisiones informadas sobre tu salud. En este artículo, exploraremos cómo obtener tus registros médicos, qué información contienen y tus derechos en relación con estos documentos.

¿Qué Contiene un Registro Médico?

Un registro médico es un relato escrito de la historia de salud de una persona. Hoy en día, la mayoría de los registros médicos se mantienen y comparten de forma electrónica, aunque algunos proveedores aún utilizan registros en papel.

  • Información sobre tu historial médico, historial familiar y social.
  • Registros de diagnósticos, incluyendo diagnósticos provisionales.
  • Medicamentos recetados y tratamientos.
  • Resultados de pruebas de laboratorio e imágenes médicas.
  • Procedimientos diagnósticos, como electrocardiogramas o colonoscopias.
  • Registros de vacunación.
  • Observaciones realizadas por el proveedor de atención médica.
  • Admisiones hospitalarias, incluyendo formularios de consentimiento y resúmenes de alta.
  • Solicitudes y respuestas de seguros.
  • Autorizaciones, como el poder médico y la donación de órganos.
  • Registros compartidos por otros proveedores de atención médica.

¿Cómo Solicitar tus Registros Médicos?

Hoy en día, muchos consultorios médicos ofrecen un portal en línea seguro donde los pacientes pueden acceder a sus registros médicos cuando lo deseen. Sin embargo, si tu proveedor no ofrece esta opción, deberás realizar la solicitud por teléfono o correo electrónico. La mayoría de las veces, se proporcionan formularios que debes completar.

Si el consultorio no dispone de un formulario, puedes realizar una solicitud por escrito, proporcionando la siguiente información:

  • Tu nombre completo.
  • Número de Seguro Social.
  • Fecha de nacimiento.
  • Dirección.
  • Número de teléfono.
  • Dirección de correo electrónico.
  • La lista de registros que estás solicitando.
  • Fechas de los servicios.
  • Opciones de entrega (fax, correo, correo electrónico o en persona).
  • Firma.
  • Copia de tu identificación.

Una vez realizada la solicitud, es posible que debas esperar un período antes de recibir los registros. Las leyes estatales varían, pero generalmente se requiere que se entreguen en un plazo de 30 a 60 días. Asegúrate de conservar una copia de la solicitud original y, si no recibes los documentos después de varios intentos, comunícate con el Departamento de Salud de tu estado.

¿Quién Puede Solicitar Registros Médicos?

Según la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico (HIPAA) de 1996, tienes el derecho de obtener copias de la mayoría de tus registros médicos, ya sean electrónicos o en papel.

  • Eres el paciente o el padre o tutor del paciente cuyos registros se solicitan.
  • Eres un cuidador o defensor que ha obtenido el permiso por escrito del paciente.

Bajo la ley federal, no solo tú o tus representantes pueden obtener copias de tus registros médicos. Esto incluye a tu proveedor de atención primaria, así como a terceros a quienes puedas haber concedido inadvertidamente el derecho al registrarte con ellos. Estos terceros pueden incluir no solo a otros médicos, sino también a compañías de seguros, hospitales, laboratorios, hogares de ancianos, centros de rehabilitación y proveedores de facturación. Algunas personas también solicitan que su información se comparta con aplicaciones móviles, como las que monitorean enfermedades cardíacas o diabetes.

¿Qué Registros Pueden Ser Proporcionados?

En general, tienes el derecho de ver y obtener una copia completa de tus registros médicos, independientemente de si has pagado a un proveedor o no. Bajo la ley federal, tu proveedor debe darte acceso a tus registros incluso si tienes facturas pendientes. Sin embargo, existen limitaciones en cuanto a cuánto tiempo atrás en tu historial puedes ir.

Aunque las leyes estatales varían, la mayoría de los proveedores en los Estados Unidos deben mantener los registros médicos de adultos durante siete años. En contraste, los registros médicos de menores deben conservarse hasta la mayoría de edad (18 en algunos estados y 21 en otros).

Entre los diversos registros a los que tienes derecho se encuentran:

  • Notas o registros creados por el propio proveedor.
  • Resultados de diagnósticos para los cuales el proveedor tiene copias, incluyendo pruebas de sangre, radiografías, mamografías, pruebas genéticas y biopsias, entre otros.
  • Información proporcionada por otro proveedor de atención médica que se utilizó para establecer un diagnóstico y/o tratamiento.

Si buscas un resultado de laboratorio específico o un registro hospitalario, generalmente es mejor solicitarlo directamente a la instalación en lugar de a tu médico de atención primaria. Estos registros suelen ser más completos y se conservan durante más tiempo que en las prácticas privadas.

Registros que Pueden Ser Denegados por tu Proveedor

Existen registros a los que es posible que se te niegue el acceso. Esto generalmente se refiere a registros de salud mental que se consideran “impresiones” en lugar de diagnósticos. Sin embargo, un proveedor no puede negarte el acceso solo porque pueda herir tus sentimientos. La negación solo puede ocurrir si la información podría hacerte daño a ti o a otros, y debe proporcionarse por escrito.

Además, según la ley federal, también se te puede negar el acceso a la información médica recopilada para su uso en un litigio. Si sientes que se te ha denegado injustamente el acceso a tus registros médicos, puedes presentar una queja ante la Oficina de Derechos Civiles (OCR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

La OCR puede instruir al proveedor a liberar la información e incluso hacer cumplir un acuerdo si se causó un daño real. La queja debe presentarse dentro de los 180 días posteriores a la violación. También puedes presentar una queja si se ha violado la confidencialidad de tus registros médicos.

¿Tienen Costo los Registros Médicos?

Obtener tus registros a través de un portal en línea suele ser gratuito. Algunos proveedores pueden cobrar si deseas recibirlos en papel o en formato electrónico, como una unidad USB, pero el precio debe ser razonable.

Por ejemplo, un proveedor no puede cobrar una tarifa excesiva para recuperar dinero que no le hayas pagado. Si tienes facturas pendientes, deben abordar ese tema por separado, ya sea presentando una demanda o contratando a una agencia de cobranza de deudas. Cuando solicites tus registros médicos, asegúrate de preguntar cuánto costará y si hay opciones más económicas disponibles.

¿Qué Sucede si tu Proveedor de Atención Médica ya no Está en Funcionamiento?

Si tu proveedor de atención médica se retira o ya no está en funcionamiento, todos los registros médicos deben mantenerse según la ley. Esto es cierto incluso si el proveedor ha fallecido o disuelto la práctica.

Si un proveedor ha dejado una práctica grupal pero la práctica sigue operando, tus registros deben ser mantenidos por los miembros restantes. Si la práctica se vende, la nueva práctica es responsable de tus registros y puede ser responsable si se pierden o manejan de manera incorrecta. La nueva práctica también debe obtener tu consentimiento por escrito antes de transferir los archivos.

En casos en los que la oficina de un proveedor está cerrada sin información de contacto, puedes:

  • Contactar a la sociedad médica estatal o local.
  • Hablar con tu compañía de seguros de salud.
  • Contactar a cualquier hospital donde tu proveedor de atención médica hacía rondas.

Saber cómo obtener tus registros médicos te brinda un mejor control sobre las decisiones médicas. Esto incluye conocer quién puede acceder a tus registros sin tu consentimiento, como las aseguradoras de salud y las agencias de facturación, y quién no puede. Además, es importante saber que existen registros a los que se te puede negar el acceso y cómo abordar esta situación si crees que se ha denegado injustamente.

Fuentes:

1. Verywell Health – “How to Get Your Medical Records” – https://www.verywellhealth.com/how-to-get-copies-of-your-medical-records-2615505

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *